Consejos para elegir residencia para personas mayores

Consejos para elegir residencia para personas mayores

Vamos a ver una serie de consejos y claves que hay que tener en cuenta cuando se quiere elegir residencia para personas mayores. Debemos tener cuenta que el servicio, el precio y la localización son importantes.

Cuando comprobamos si el servicio de la residencia para ancianos hay que tener en cuenta que deberá de adecuarse a las necesidades de la persona mayor que va a residir allí, debiendo analizar, tanto en la web de la propia residencia como en el material escrito que se entre una serie de aspectos:

Higiene y salubridad

Las condiciones que debe haber en cuanto a limpieza y salubridad deben ser las óptimas, donde un magnífico indicador es el olor.

Accesibilidad

Muchas personas mayores van en sillas de ruedas o con andador. Una residencia que se precie debe tener espacio.

Atención individualizada

Las residencias tienen que tener un sistema correcto a la hora de seguir a los residentes. Para comprobar si lo hace, hay que ver cómo se elabora el Plan Individual de Atención de cada residente y cada cuanto tiempo se revisa.

El equipo de cuidadores y profesionales

Está claro que lo que más vale de una residencia es el equipo profesional. Ellos son una parte fundamental y contar con buenos profesionales es vital.

Formación del personal

Una residencia buena que se precie forma continuamente al personal que trabaja para ellos.

En el precio que se incluye

Debemos mirar los servicios que se ofrecen, debiendo ser de carácter hotelero y asistenciales.

La alimentación

En las residencias de tercerdad hay menús especialmente adaptados a las necesidades que tienen los residentes. Debemos saber que si la visitamos, tendrá que tener la opción de solicitar menús o comer entre horas.

Es importante que haya cuántas más opciones mejor.

Servicios complementarios

Tienen que ver con lo que se incluya en el precio. Hay residencias geriátricas que tienen servicios de peluquería o podología. Debemos saber si se ofrecen estos servicios y si hay que pagarlos a parte. Existen residencias que también ofertan servicios de acompañamiento en el exterior u otros.

Proceso de acogida

Estamos ante una experiencia de gran intensidad, por lo que es conveniente que nos informemos de cómo se va a llevar a cabo este proceso en la residencia. Sería recomendable que hubiese un protocolo de acogida al residente.

Atención continua

La persona mayor que ingresa en una residencia geriátrica tiene unas necesidades cuando ingresa que van aumentando con el tiempo. Esto hace que tengamos que saber si la residencia que elegimos va a estar preparada a la hora de afrontar esta evolución y si ella hará que se produzcan cambios en el precio.

Localización

El lugar en el que se encuentra la residencia de la tercera edad, tiene que estar bien ubicada y que tenga facilidades para que el residente no pierda el contacto con su familia y amigos. Todo ello significa que deberíamos buscar una residencia geriátrica que esté próxima a su domicilio anterior, para que se le pueda visitar. Importante utilizar Internet para localizar las residencias para mayores más cercanas.

No nos olvidemos que el que esté una residencia lejos del lugar donde residimos puede complicar las visitas a nuestra familiar o amigo, debiendo pensar en el futuro, aunque la residencia o el precio pueda gustarnos.

El precio

Hay que pensar que una residencia de la tercera edad tiene unas instalaciones adaptadas y un equipo de profesionales especializados. Cuando pensamos en el precio de una residencia, hay que ser conscientes también de los gastos que tienen.

Existen algunas residencias geriátricas privadas que cobran depósito y otras que cobran precios más bajos, pero que, por otra parte, ofertan servicios complementarios. Lo normal es que haya mucha variedad de precios, por lo que hay que preguntar, establecer comparaciones y negociar.

Desgraciadamente, las ayudas públicas que se ofertan mediante la Ley de Dependencia, requieren una tramitación larguísima y bastante costosa, por lo que cuando se inicia el procedimiento, no nos va a evitar la necesidad de buscar una residencia privada hasta que se pueda recibir algo de la Ley.

En este sentido, una de las mejores residencias que hay en nuestro país es San Vital, pues cuenta con la amplitud y profesionalidad, además de una experiencia que le ha ido ganar una merecida fama.

Deja un comentario