El ozono, nuevo aliado de la belleza

Las nuevas tendencias en belleza apuntan a disfrutar con los tratamientos.

Comenzar una sesión de cuidados de belleza introduciéndose en una burbuja de ozono es ya de por sí algo que apetece por cuanto de novedoso tiene. Si encima resulta que la sensación es placentera, que el calor no agobia y que te están “desinfectando” para que luego el tratamiento a realizar sea mucho más efectivo, pues como que apetece más. No hay claustrofobia, tampoco necesidad de lavarse el pelo ya que ni se suda ni se pasa mal. El relax se completa con música de fondo y un pequeño masaje. Y los beneficios son los que todas buscamos: desinfecta la piel y la rejuvenece, purifica y oxigena, favorece la circulación, activa la regeneración celular y vigoriza nuestro organismo. La piel queda tersa, suave y  saludable; en definitiva, logra una restauración biológica integral y anti-aging.

Pero decía que ese es el primer paso. Tras la cabina-huevo se pasa a la camilla de toda la vida para realizarse uno de los tratamientos más completos que he conocido y es que en un mismo aparato, Geneo +, se consigue aunar tres tecnologías como son la Carboxiterapia Tópica OxyGeneo™ para oxigenar, los Ultrasonidos para aumentar la permeabilidad cutánea y la radiofrecuencia tripolar que tensa los tejidos. Todo sin dolor ni pinchazos… que llegadas a cierta fase de la vida lo de sufrir para estar bellas es algo que ya no cuela. Las nuevas tendencias tanto en belleza como en deporte apuntan a dejar el sufrimiento al margen y disfrutar con los cuidados que además de mimar nuestra piel nos reconfortan durante la hora que suele durar este completísimo tratamiento. Lo dicho: muy recomendable y un aliado nuevo para tener en nuestra agenda semanal.

Nuestro experto:

El Pulso publica en exclusiva el blog más personal de esta periodista de raza, que destaca por su ecuanimidad y profesionalidad en el delicado mundo de la prensa del corazón. Nacida un día de julio en Madrid, pronunciar la frase "papá quiero ser periodista" en su casa era...
Lee más sobre nuestro experto Beatriz Cortázar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*