Camping vs. Glamping: ¿vacaciones extremas o de lujo?

Camping vs. Glamping: ¿vacaciones extremas o de lujo?

Conoce el glamping: la nueva forma de acampar

El glamping es un nuevo concepto que enlaza los términos glamour más camping. Se trata de una nueva oferta de alojamientos que agregan encanto y distinción al simple hecho de ir de acampada.

Con glamping, menos es más. Mientras que la energía y los materiales utilizados en la construcción y gestión de un hotel son bastante altos, los alojamientos glamping están comprometidos con el cuidado del medio ambiente y aprovechan los elementos de la naturaleza que los rodean.

Puedes despertarte y disfrutar del aire fresco que rodea tu propio refugio natural, ya sea en una tienda de campaña, una yurta, una isla o una casa en un árbol. Al hacer glamping podrás reconectar con la naturaleza y vivir una escapada rural única.

Ahora, si bien el concepto de glamping es bastante reciente lo cierto es que como nicho de mercado y como industria no ha dejado de crecer en los últimos años, expandiéndose por todo el mundo. En Norteamérica encontramos la mayor oferta para este tipo de viajes, seguida de África, Europa, Asia y Oceanía.

¿Cómo se hace glamping?

Las características del glamping se pueden resumir en una idea principal. Tiene todas las virtudes de un camping (bellas vistas, contacto con la naturaleza, tranquilidad, aventura), sin sus molestias (incomodidad, mosquitos, mala comida, frío, calor excesivo, etc.).

En este lugar se pueden encontrar buenas camas, un desayuno delicioso, manteles, edredones, limpieza, calefacción, un cuarto de baño confortable y todos los servicios con los que cuenta un hotel.

La idea es simple. El glamping combina las emociones y belleza del camping con la comodidad y el lujo de un excelente hotel. Pero a diferencia de este, tiene el elemento de reducción del estrés que el hotel no puede brindar.

Tipos glamping

Hoy en día es importante que sepamos que tenemos múltiples maneras de hacer glamping y que existe una gran diversidad y que la mayoría son muy originales. Ejemplos de esto son, una experiencia de campamento único se puede encontrar por estar en un Pod, una cabaña en un árbol, una roulotte rural o en una tienda safari de lujo, es decir de todo y muy variado.

Glamping vs. Camping

La diferencia entre ir a un camping e ir de glamping es que las localizaciones tienen alto confort, si bien se encuentran en entornos sencillos y naturales.

Hoy es importante saber que el turista está más informado que antes cuando viaja, también tiene un acceso a ofertas mucho más amplias y a busca la autenticidad en sus experiencias de viaje, huyendo cada vez más de las ofertas estandarizadas. Ya no le sirve cualquier cosa, es más exigente. Por eso ya no le vale el modelo antiguo de camping, sino que busca ir más allá y ahí es donde nace este tipo de turismo como lo es, el glamping.

Es más, el actual viajero suele organizar él mismo su viaje, muchos de ellos además suelen hacer la programación a última hora y también suele valorar los destinos más próximos y conocidos a su lugar de vivienda. Por lo general, como reflejan los últimos datos de turismo, las estancias de este tipo de ocio son más frecuentes y más cortas y por lo tanto fuera de las temporadas altas y con cada vez más frecuencia que provocan una descestacionalización también de la oferta (algo que siempre se está luchando desde el sector turístico); también buscan el reencuentro con la naturaleza, buscan nuevas experiencias y sensaciones para vivir. Además de lugares protegidos en los cuales encuentra confort, seguridad, desconexión, autenticidad…y sobre todo volver a encontrarse a uno mismo.

El glamping es para aquellos que desean acercarse al universo del camping pero huyen de sus incomodidades. A diferencia del camping, el glamping es completamente de lujo, con buenas duchas, buenas camas, en la mitad del campo y con infraestructura. Sin polvo ni bichos; con calefacción, aire acondicionado, cocina equipada, etc.

Al irnos de glamping no tendremos que llevar con nosotros nuestras propias tiendas de campaña, pues aquí las tiendas son fijas. Las colchonetas solo las llevaremos para relajarnos en el río, pues para dormir dispondremos de cómodas camas dobles. El glamper tiene acceso a habitaciones completas, con sus baños funcionales equipados con hasta bañera y sauna. Por las mañanas será el aroma del café preparado por una moderna máquina cafetera enchufada dentro de la tienda el que nos despierte, en lugar de la clásica estufa de cámping. Y por último, aunque no por ello menos importante, en los calurosos días de verano el glamper podrá ajustar a su gusto la temperatura gracias al sistema de aire acondicionado.

Sin embargo, aunque parezca que el glamping ha enterrado  la práctica de su antecesor, la verdad es que muchos viajeros siguen prefiriendo acampar de la forma tradicional. Por su puesto, esto es mucho más económico y accesible para todos. El confort y el lujo del glamping supone precios algo elevados para muchos viajeros, que entonces optan por disfrutar de la naturaleza de la forma tradicional.

Además, muchos de ellos consideran el camping tradicional como una experiencia extrema y única, donde tienen la oportunidad de olvidarse de la vida moderna y pasar un tiempo a solas con la naturaleza, mientras ponen en práctica todos sus conocimientos y habilidades de supervivencia.

¿Estás de acuerdo con ellos pero no estás dispuesto a renunciar a todas las comodidades de la vida moderna? Pues para ti, también hay un estilo de camping ideal. Car Rent Milladoiro, especialistas en alquiler de vehículos, te recomienda alquilar un autocaravana y dirigirte a algunas zonas de camping delimitadas donde puedas conectarte con la naturaleza con todo lo que esto conlleva; pero sin dejar tan de lado esas comodidades a las que estás tan acostumbrado y a las que no piensas renunciar ni por todas las puestas del sol del planeta.

.

Deja una respuesta