El vino español, un delicioso atractivo turístico

El vino español, un delicioso atractivo turístico

España es una de los países con mayor afluencia de turistas en el mundo, no solamente por nuestros increíbles monumentos naturales, nuestras modernas metrópolis o nuestra maravillosa gastronomía, sino también por nuestros vinos. Nuestro país cuenta con 969.000 hectáreas de viñedo (el 13% del total mundial), lo que nos convierte en el tercer productor mundial. A su vez somos responsables del 25% de la producción de vino europea.

Los vinos españoles son maravillosos y diferentes, esto por muchos factores, entre los que se encuentra las más de 150 variedades de uvas autóctonas, así como también por las características climáticas de las diferentes regiones donde se ubican los viñedos. Esta diferencia geográfica, hace que España sea un punto turístico de interés para los amantes del vino, generando más de 80 millones de euros anuales por los turistas que visitan las rutas del vino, los museos y bodegas.

España posee muchísimos atractivos, y el vino se ha convertido en uno de los favoritos de los turistas, por lo que el Enoturismo está cada día tomando más y más importancia, y es precisamente de esto de lo que conversamos con los especialistas de Bocopa Bodegas, quienes nos explicaron qué es el Enoturismo y el impacto que tiene en la industria del vino.

¿Qué es el Enoturismo?

El enoturismo o turismo enológico, se trata de explicarle al turista la historia del vino, cómo se hacía antes y cómo se hace ahora. Además de aprender sobre su producción y consumo. Por lo regular, los tours enológicos consisten, además de una deliciosa cata de sus productos, en una visita a los viñedos y a las bodegas, donde un enólogo -el experto en la elaboración de vinos- explica cada paso en el proceso de producción: el cultivo, la recolección, la selección, el encubado (maceración y fermentación), descube y prensado, almacenamiento, filtración, embotellado, y finalmente el depósito de envejecimiento. Aunque la parte más entretenida para el turista es probar las diferentes variedades que ofrece la localidad, maridadas con alimentos de cada zona vinícola.

¿Cómo hacer Enoturismo en España?

Anteriormente comentamos que nuestro país tiene 969.000 hectáreas de viñedo, lo que sin duda nos garantiza mucho espacio y muchas bodegas por visitar, sin embargo, no es solo eso lo que hace el buen turismo basado en el vino.

Para que el Enoturismo se desarrolle mucho más en España, necesita que el resto de los aspectos que componen la industria del turismo funcionen como el mecanismo de un reloj. El turismo en nuestro país, debe enfocarse no solamente al turismo de playa y en verano, sino buscar el flujo constante de visitantes. Para ello, necesitamos una oferta completa que muestre todo lo que se puede ofrecer durante todo el año, no solamente durante el verano.

Para impulsar el enoturismo, necesitamos impulsar el turismo en todas las zonas del país, pero sobre todo, en las zonas que tengan tradición ligada al vino.

De esta manera, no solamente se tratará del vino, sino de todo lo que lo que rodea. El enoturismo es engloba en la práctica muchas cosas y no todas debemos vincularlas necesariamente al vino. A fin de cuentas hablamos de un estilo de turismo de calidad, en diferentes poblados, con diferentes costumbres, gastronomía y clima, por lo que en general, el enoturismo forma parte de un todo.

El auge del Enoturismo

Si bien es cierto que, como mencionamos antes, hace falta mucho para lograr que el enoturismo llegue a explotar lo máximo de sus posibilidades. También es cierto que es un fuerte indiscutible del turismo nacional. El Enoturismo es un sector turístico en auge que está revalorizando el turismo rural y ofreciendo un contacto directo con la agricultura y el campo. La renovación del turismo pasa por hacer vivir este tipo de experiencias nuevas para los turistas. En los últimos años, el enoturismo ha ido ocupando espacios y se ha convertido en un favorito de los visitantes y también de los propios españoles.

Y su éxito se debe -entre muchos otros factores- a que para poder disfrutarlo, se debe salir de las grandes ciudades y adentrarse a poblados mucho menos concurridos, lo que impulsa el turismo rural, dándole visibilidad a otros lugares de la geografía española.

¿Cuando hacer enoturismo?

El enoturismo puede hacerse durante todo el año, y esa es otra razón para impulsarlo a nivel nacional e internacional. Sin embargo, las mejores fechas para hacer enoturismo son los meses de septiembre y octubre, pues coinciden con la vendimia y dependiendo de los paquetes que se adquieran, hasta podríamos formar parte de la recolección de la uva para su posterior tratamiento.

Ahora bien, aunque estos meses sean los más indicados, recordamos que el enoturismo puede hacerse en cualquier momento, puesto que -como mencionamos anteriormente- este tipo de turismo forma parte de una idea global, que comprende no solamente la vendimia, sino la historia, los escenarios naturales, la gastronomía y los procesos alrededor del vino, y esto es algo de lo que podemos disfrutar siempre.

Las fiestas dedicadas al vino en España

Si hablamos de impulsar el enoturismo, lo mejor que podemos hacer, es conocer las fiestas que tienen como tema central, el vino. Así como usualmente se impulsa el atractivo que tienen diferentes localidades para celebrar el carnaval, el vino también tiene celebraciones de carácter cultural y que por su importancia, son consideradas fiestas de interés turístico nacional.

  • Feria del vino Ribeiro (Ribadavia, Orense): En esta feria decenas de bodegas de la Denominación de Origen Ribeiro presentan sus vinos a los asistentes durante varios días. En esta celebración, el visitante puede escoger sus vinos favoritos mediante votaciones luego de haber hecho una cata de los mismos. Durante la feria hay actuaciones musicales, degustaciones gastronómicas, visitas guiadas y otros espectáculos, además de acciones informativas para dar a conocer el proceso de elaboración de los vinos de la zona.
  • Fiestas de la Vendimia de Jerez de la Frontera (Cádiz): Estas fiestas tienen una duración de dos semanas en las que la ciudad se vuelca con las fiestas organizando catas, visitas guiadas a bodegas, espectáculos musicales de flamenco, exhibiciones ecuestres, etc. En todo ese tiempo, se realizan diferentes actos festivos en torno a 3 elementos muy representativos de la ciudad de Jerez de la Frontera: los caballos, el flamenco y el vino.
  • Fiesta de la Vendimia de Rueda (Valladolid): En estas fiesta que coinciden con el final de la vendimia, las bodegas de la región se reúnen para ofrecer a los visitantes sus vinos, en un ambiente festivo donde se realizan catas, visitas a las bodegas, exposiciones, conciertos, talleres.
  • Batalla del vino de Haro: Esta celebración se realiza a finales de junio, antes de la batalla, cientos de personas van en peregrinación hasta los Riscos de Bilibio, al llegar allí tiene lugar la batalla del vino de Haro, donde cientos de personas se arrojan vino unos a otros valiéndose de múltiples artilugios: pistolas de agua, sulfatadoras, etc. Luego de la batalla, vuelven al punto de partida -bien mojados en vino- y continúan las celebraciones.
  • Fiestas de San Mateo. Logroño (La Rioja): En esta fiesta se podrá disfrutar de un ambiente festivo como pocos, ya que toda la ciudad se vuelca en las celebraciones. Son unas fiestas para conocer y disfrutar de la gastronomía riojana: patatas a la riojana, chuletillas al sarmiento, champis, así como del zurracapote, una bebida refrescante hecha con vino. Durante las fiestas también se puede disfrutar de desfiles de carrozas, actuaciones musicales en directo y otros espectáculos, la Feria Taurina, competiciones deportivas, etc.
  • Fiesta del Albariño (Cambados, Pontevedra): Estas fiestas son una cita obligada para los amantes de los vinos de la Denominación de Origen Rías Baixas. el programa de las fiestas contempla la organización de conciertos en su mayoría de agrupaciones folclóricas gallegas, espectáculos infantiles, números cómicos, catas y otras actividades con el vino como protagonista.
  • Fiestas del Vino de Valdepeñas (Ciudad Real): Durante estas fiestas podemos disfrutar de catas de vino, degustaciones gastronómicas, competiciones deportivas, teatro, actuaciones musicales, visitas a diferentes bodegas de la ciudad, etc. Aunque uno de los mayores atractivos es la Pisa del primer Mosto que se ofrece a la Virgen de la Consolación, patrona de la ciudad.

Sin embargo, estas no son todas las fiestas a tu disposición y hay mucha más información al respecto. Así que te invitamos a investigar un poco más para descubrir el sin fin de celebraciones que tienen como protagonista al vino en diferentes puntos de la geografía española.

Es indiscutible que España tiene todas las ventajas a la mano para ser una potencia en el enoturismo, por lo que sólo habría que seguirlo impulsando tanto para el turismo nacional, como para el internacional.

La carta de presentación de nuestros vinos es mundialmente conocida, por lo que, incluso, esta podría ser una de las formas de impulsar el turismo que vendrá luego de la pandemia del Covid-19, una forma de turismo que no tiene que limitarse al verano o a las grandes ciudades, lo que impulsará al turismo rural y representará una alternativa importante para no perder las temporadas altas de visitantes a España.

Deja una respuesta