Muebles que mejor van según la edad

Está claro que las necesidades que teníamos con 20 años no las tenemos con 40. Tampoco los gustos. Pues lo mismo ocurre cuando hablamos de muebles. Por eso te contamos en qué tipo de muebles debes invertir según tu edad en este paseo por el tiempo.

Con 20 años

Tenemos 20 años, nos queremos comer el mundo. Vivimos más de noche que de día y después de muchos años viviendo con nuestros padres queremos volar solos o compartir un pequeño piso o apartamento con amigo. Y es que el precio de una vivienda hace imposible pensar en una hipoteca, salvo que seas Pablo Iglesias e Irene Montero. Solo hay que comprobar cómo la vivienda en España ha cogido velocidad de crucero tanto en lo que respecta al incremento de precios como al número de compraventas. Así lo revelan los datos del Colegio de Registradores correspondientes al primer trimestre de 2018. Por eso no es el momento de que hagas una gran inversión en muebles enormes pero sí que le des una oportunidad a distintos estilos y, sobre todo,  que pruebes cosas nuevas, que es lo que se tiene que hacer a estas edades.

Nuestra apuesta es por una silla colgante en tu salón, ya que es divertida, moderna y encaja en cualquier interior. No te olvides de un sofá convertible. Se trata de una pieza imprescindible para cualquier apartamento. Aquí podrás dar cobijo a familiares o amigos que vengan a visitarte, o incluso, se podrá convertir en tu propia cama. No olvides una mesa de centro porque seguro que organizas fiestas y necesitas algo así para apoyar la comida o la bebida.

Generación 3.0

Entramos en la generación 3.0, es decir los 30 años. Ahora queremos asentar nuestras vidas, y después de años viviendo solos queremos dar el paso de irnos a vivir con nuestra pareja. Eso siempre y cuando hayas podido tener un trabajo digno para ahorrar. Te recomendamos que compres un mueble de diseño. Puede ser una lámpara Arco, una silla Eames o Tulip. Ahora es el momento de comenzar a invertir en esa pieza de diseño con la que tanto habías soñado. A estas edades ya gusta lo de invitar a los amigos a comer a casa, así que prepara una buena mesa en el salón para que entren unos cuantos amigos.

La crisis de los 40

Llegamos a los 40. Dicen que son los nuevos 20, pero para nosotros son mejores. Ya tienes una independencia económica, esperemos que un trabajo asentado, así que es el momento de pensar en aumentar la familia. Pero vayamos por parte. Ahora que tienes una importante colección de bebidas, es hora de pensar dónde colocar estas botellas de una manera ordenada y decorativa al mismo tiempo. Hazte con un mueble bar o bien con un carrito de bebidas. Darás el toque más cool en las fiestas con otras parejas.

También tendrás que ir pensando en comprar muebles juveniles para las habitaciones de tus hijos. Recuerda que en las habitaciones juveniles es básico organizar de manera razonable zonas de descanso, estudio o juego. Seleccionando los muebles juveniles o infantiles adecuados es fácil crear un ambiente diferente y personalizado.

Con medio siglo

Y nos metemos en los 50. Con una vida ya muy asentada es el momento de darle ese toque de madurez y elegancia a tu hogar Elige entonces muebles y accesorios de decoración de hoy y de siempre y que, como el buen vino, mejorarán con los años. Por ejemplo un sofá o sillas de piel. La piel llenará tu espacio de elegancia y sofisticación. Su tacto es agradable y te sentirás muy cómodo. Compra también antigüedades como un viejo aparador, una mesa elegante o un armario sofisticado. Los muebles con historia le darán un toque único a tu hogar y serán la envidia de todos los invitados. Y por supuesto no puede faltar una alfombra muy elegante que ocupe todo el espacio de tu salón.

Cómo has comprobado con el paso de los años, nuestros gustos por los muebles van cambiando. Lo importante es encontrar tiendas de muebles que puedan satisfacer todas tus necesidades. Es el momento de que pienses en cómo quieres que sea tu casa con el paso de los años. Hay que recordar que la producción de mobiliario en España ha consolidado su crecimiento en los tres últimos ejercicios, con una facturación en 2016 que alcanzó los 4.227 millones de euros, lo que supone un 5,9 por ciento de incremento sobre la producción de 2015, muy por encima del 3,6 del PIB interanual español registrado en el último ejercicio, según destaca el estudio “La Industria del Mueble en España Edición 2017”.

Deja un comentario