¿Sabes qué copa usar con cada vino?

¿Sabes qué copa usar con cada vino?

En los últimos años el consumo de vino se ha incrementado mucho. Son muchos los aficionados a los caldos. Eso sí, algunos lo hacen como postureo. Hay muchos chistes sobre cómo actúan los taninos en la boca. Ahora bien, otros lo hacen por verdadera pasión. Y una de las cosas que primero se aprende es que un vino no se puede beber en una copa cualquiera. Cada recipiente es diferente según las características de cada vino. Por eso, hoy te queremos dar una clase de expertos. ¿Qué copa se usa para cada vino?

En primer lugar, tienes que saber que las copas de vino deben estar fabricadas por cristal, ya que es un material inerte que no aporta sabores, ni olores desagradables. También tienen que ser totalmente transparentes. Y, por último, todas las copas están formadas por tres partes diferenciadas. La parte de arriba se llama cuerpo o cáliz, es decir donde ponemos el vino. La parte intermedia, que llamamos tallo o fuste de forma alargada o estrecha, que será el lugar por donde cojamos la copa. Por último, la parte inferior, la base o el pie, de forma plana y circular. Cada una interviene en el sabor del caldo.  Copas de este tipo las puedes encontrar en Giona Company, donde disponen de una amplia variedad de copas de diferentes capacidades y materiales, con la mejor relación calidad precio.

Catavinos

No es muy conocida, es más se puede confundir con una copita de manzanilla, este tipo de copa sirve para usos más técnicos y profesionales. Es decir, la típica copa que te ponen cuando vas a una cata. No se suele usar para cenas o comidas, como te decimos, es más para uso de profesionales.

Copa borgoña

Es una de las más conocidas. Sirve para los vinos tintos de mayor bouquet. Tiene la copa más abierta y forma más abombada para apreciar mejor los aromas terciarios de los vinos tintos de crianza. Tiene forma de balón y su borde redondeado que se ensancha, permiten una buena ventilación y profusión de los aromas propios de vinos tintos de crianza o con cuerpo. Seguro que has bebido en ella más de una vez.

Copa burdeos

No hay que confundir la copa Borgoña con la Burdeos. Esta copa es más alargada que la borgoña, y por ello es más recomendable para vinos tintos o blancos preferentemente jóvenes, con gran carga aromática frutal. El borde es plano, en vez de redondeado, lo que provoca que el vino fluya directamente hacia el centro de la boca, y así podamos apreciar mejor los sabores afrutados, haciéndolos destacar por encima de los taninos; y que la acidez llegue hasta la parte trasera de la boca. Ves, ya casi hablamos como expertos.

Copa sauternes

Toma el nombre del vino dulce francés, de la región de Sauternes. Su forma se podría decir que es algo particular, con el fondo estrecho, la base algo abombada y la boca curva hacia dentro. Ideal para los vinos dulces y vinos blancos. Ya que su forma alargada y con el borde ligeramente inclinado hacia el centro, permite retener los aromas y mantener las burbujas durante más tiempo. Se suele tomar sobre todo en los restaurantes del sur.

Copa flauta

Esta copa es la reina de las navidades. Su forma fina y alargada es la más adecuada para catar vinos espumosos, donde nos podemos fijar, por ejemplo, en el ascenso y el tamaño de la burbuja. La Flauta es una copa estrecha y alargada que aumenta su anchura levemente hacia la boca, lo que facilita la ascensión de las burbujas y la formación de la corona de burbujas. Tiene una capacidad aproximada de 180cc. Es la típica con la que bebes champán en Navidad.

Copa Oenologue

No es muy habitual verla en restaurantes, pero es cierto que cada vez son más los expertos que prefieren esta copa a la hora de realizar una cata de vinos. Es una copa de tipo balón, con una boca más ancha, lo que permite introducir la boca y la nariz simultaneamente. Vamos, para que no se nos vaya ni un solo detalle de todas las características que tenga el vino.

Grandes, pequeñas, abiertas, cuervas, fabricadas en cristal o policarbonato, ideales para cava, combinados… así como copas monouso con pies de colores intercambiables, todo esto puedes encontrar en la gran variedad de copas que hay en el mercado. Busca la que se adapta a cada necesidad garantizando el máximo disfrute. Y es que esto del vino es un gran placer.

Deja una respuesta