Cómo gestionar los Stocks en nuestra Tienda Online

Cómo gestionar los Stocks en nuestra Tienda Online

El Comercio Electrónico es toda una realidad que gana cada vez más adeptos en nuestro país, de hecho, desde su introducción cada vez son más los negocios que se adaptan a la realidad digital al ser conscientes de las grandes ventajas que ofrece adaptar tu negocio al mundo online, que amplia las posibilidades de venta que las que tendríamos en el modelo offline. Ahora bien, todo negocio que quiera dar salida a sus productos de manera online, debe primero elaborar una concienciuda estrategia donde considere todos los factores que pueden complicarse al trasladar sus productos o servicio a una plataforma digital. Sobre todo, una de las principales cuestiones a solucionar desde la planificación inicial es la forma en que se va a gestionar el stock.

Claves para gestionar el Stock de una Tienda Online de manera Efectiva

Puede que la gestión de los stocks sea una de las claves del éxito de nuestro negocio online, así que conviene dedicarle tiempo.

De hecho, LiquiStocks sugiere como opción la posibilidad de comprar y vender stocks como otra posibilidad para dar salida al stock sobrante.

En cualquier caso, debemos empezar por crear un sistema organizativo logístico realista para conseguir enviar el producto al cliente en el menor tiempo posible.

Cumplir con los tiempos de entrega es uno de los detalles a los que nuestros clientes van a prestar más atención a la hora de valorar nuestro servicio.

Por otro lado, a medida que nuestro negocio aumente, también lo hará la complejidad de su stock. Esta es la razón de que la planificación y gestión de este stock tiene que crecer en proporción al crecimiento de nuestro negocio.

Entre las cosas a tener en cuenta para elegir el modelo de stock más adecuado, conviene considerar que no todos los modelos de gestión son adecuados para todos los modelos de negocio. Hay que valorar las características particulares de nuestro modelo de negocio para así dar con el modelo de gestión más adecuado.

Junto con esto, la elección adecuada de nuestros proveedores también ayudará a gestionar mejor nuestro stock. Debemos de conseguir un engranaje que funcione a la perfección desde el proveedor hasta el destino final del producto.

Del mismo modo, mantener una buena comunicación con el proveedor, nos ayudará a prever posibles problemas al tener muy claros los elementos que pueden influir en el stock de nuestro eCommerce.

Junto con todo ello, realizar previsiones de la demanda que vamos a tener puede suponer un ahorro considerable a la hora de organizar la gestón de nuestro stock. Por ello, los análisis regulares de las ventas y conversiones, nos ayudarán mejor a la hora de planificar la gestión más adecuada de nuestro stock.

Y es que, si podemos prever un considerable aumento en la demanda de un determinado producto podremos aumentar el stock en consecuencia.

De lo contrario, si lo que se espera es que la demanda disminuya , la reducción del stock también será el mejor moviemiento para ahorrar gastos.

Estas previsiones y estimaciones de ventas, deben de ir a la par con una revisión de las ganancias generales de nuestro negocio y hacer previsiones sobre la forma en que nuestro eCommerce está creciendo.

Crecer siempre es positivo pero también supone más responsabilidad y una mayor complejidad en cuento a la logística.

En este sentido, ya sea porque necesitamos más espacio de almacenamiento o que se complica la gestión de nuestros productos o servicios, es importante que los sistemas de gestión crezan en relación al ritmo en que crece nuestro negocio.

De lo contrario, empezaremos a tener problemas y fallos que repercutirán directamente en nuestra marca y resultados.

Cada vez son más los negocios, que llegado un punto de crecimiento, deciden automatizar su sistema de gestión de stocks.

Esta es una muy buena forma de conseguir un sistema eficaz y ahorrar tiempo y dinero. Además, al usar estos sistemas automatizados también podemos conseguir mejorar notablemente los procesos de distribución de los producots, y con ello la satisfacción de nuestros clientes.

Otra de las reglas básicas de una buena gestión de stocks es la de no pedir más de lo que podamos vender. A primera vista, resulta de sentido común, pero es uno de los errores más comunes al realizar pedidos a nuestros proveedores.

Deja un comentario