El comercio electrónico empuja el sector del transporte al alza

El comercio electrónico empuja el sector del transporte al alza

Si hay algo que ha cambiado la sociedad española y mundial en los últimos tiempos, eso ha sido, sin ningún asomo de dudas, la dependencia que tenemos ahora de Internet para prácticamente todo lo que nos podamos imaginar. Y no es para menos, porque ahora es raro el día en el que no pasamos, como mínimo, una hora delante de la pantalla de nuestro ordenador o de nuestro teléfono móvil. Ni que decir tiene que eso nos ha permitido transformar nuestro día a día y hacer de él algo más eficaz tanto desde el punto de vista personal como desde el profesional. 

Uno de los hábitos que más han cambiado a consecuencia de esto ha sido el de la manera de proceder cuando compramos. Lo que antes era una inversión de tiempo e implicaba movilidad ahora es mucho más cómodo. Para eso, ya no hace falta moverse de casa sino confiar en lo que tiene que ver con el comercio electrónico, que ha sido un invento revolucionario total y absoluto. Todo tipo de personas ya apuestan por él y esa ha sido una de las claves por las cuales se ha expandido tanto el uso de este modelo de compra en todo el mundo. 

El portal web Statista revelaba algunos de los datos que están asociados al uso del comercio electrónico en el interior de nuestras fronteras. El año pasado, hubo un total de 80’5 millones de pedidos en lo que respecta al comercio electrónico en España. Además, el importe medio que se destinó a compras a través de este modelo de compra superó los 2.000 euros, mientras que el 58% de la población española dedicó parte de su tiempo a hacer una compra de manera online. Como veis, todos los datos conducen al mismo sitio: a la mayor confianza en el comercio electrónico. 

Ni que decir tiene que la pandemia ha acelerado todo lo que tiene que ver con el proceso de digitalización de todas las compras que nos podamos imaginar. Según una noticia publicada en la página web del diario El País, el coronavirus había hecho crecer el volumen de población que confiaba en el comercio electrónico hasta un 62%. Es evidente que esta es una de las cuestiones que evidencian a las claras que la sociedad continúa en constante transformación y que eso gira en torno a la tecnología. Sin ella, nada de lo que nos rodea podía comprenderse. 

Que el comercio electrónico se haya desarrollado de un modo tan fulgurante en los últimos tiempos ha tenido mucho que ver en el hecho de que se hayan reforzado todos los sistemas logísticos y de transporte de las empresas. La adquisición de productos a través de Internet ha hecho que las empresas incidan en mejorar y ampliar sus flotas, aumentar los metros cuadrados de los que disponen sus almacenes y, en definitiva, prestar un servicio más personalizado a un cliente que ahora quiere recibir sus compras en la puerta de su casa. 

El comercio electrónico es algo que no solo se ha desarrollado al por menor en los últimos años. Son muchas las empresas que, para oficializar sus compras, también deciden depositar su confianza en el ecommerce. Los profesionales de Cargolink nos indican que, desde la potenciación de un modelo de comercio como el electrónico, el volumen de mercancías que mueven las empresas españolas ha crecido de una manera realmente interesante. Esa, entre otras, ha sido una de las razones que explican que hayamos salido de la peor crisis económica desde 1929. 

Existe un amplio margen de mejora 

Lo mejor de todo es que el comercio electrónico todavía no ha alcanzado su máxima expresión. No cabe la menor duda de que todavía queda un amplio margende mejora y que seguirá creciendo el porcentaje de población que use este tipo de mecanismos para comprar. A medida que se vayan produciendo los diferentes relevos generacionales, iremos viendo cómo más y más gente se sube a este barco. Se trata de algo que nadie puede parar y que ha conseguido un arraigo tremendo en la sociedad, un arraigo que nadie podía llegarse a imaginar hace tan solo unos años. 

Lo mejor de todo es que el comercio electrónico se ha convertido en algo habitual con independencia de la topología de productos que se demanden. Una compra tradicionalmente física como siempre ha sido la de la alimentación también se está sumando a este tipo de tendencias. Y eso lo dice absolutamente todo. Es por eso por lo que ya tenemos perfectamente claro que, de cara a los próximos años, el comercio electrónico va a ser el dominador absoluto del mercado. Muchas empresas, que de este modo podrán eliminar de raíz el coste fijo asociado al alquiler de sus locales, están más que encantadas con lo que se avecina.

Deja una respuesta