La cerámica está de moda

La cerámica está de moda

El hecho de que la cerámica está de moda es un hecho en los medios de comunicación generalistas. Iniciativas exitosas como Cerámica para Arquitectura aseguran que notan como cada vez a gente aprecia más este material y ve las inmensas posibilidades que proporciona. Creen que hay que estar contentos, pero también piensan que este buen momento no debe relajarse y que las nuevas corrientes por parte de los jóvenes ceramista y diseñadores deben ser fundamentales para la renovación del sector.

El momento actual que vivimos

Muchas veces estas nuevas cerámicas se están vendiendo gracias a técnicas de marketing que se orientan más al gran público, que quiere el consumo rápido. Puede llegar a ocurrir que gente vea a la cerámica desde el apartado técnico sonrojen a cualquier ceramista experto en la materia. No se puede evitar que muchas veces los clientes solo quieran comprar algo mono que llegue a combinar a la hora de ser decorado.

Los años pasan y el interiorismo se va adaptando. Dos de los retos más importantes son la durabilidad de los materiales y la actualidad de los diseños. Aquí es donde la cerámica ya es la mejor opción cara a combatir la huella existente de los años en muchos espacios. Fundamentalmente, es un material que cuenta con gran resistencia y da muchas posibilidades en lo estético.

En este aspecto, la tendencia es a profundizar en las piezas neutras, donde los diseños atemporales son fundamentales en el diseño. Fruto de esto es el aumento que existe en el aumento de los azulejos cuadrados y esmaltados en los colores planos.

Si analizamos los gustos actuales, ahora parece que se busca el uso de materiales nobles con grandes posibilidades en cuanto a la producción. Existe una tendencia donde se busca la vuelta de los metales y acabados metalizados en el sector. Todo ello ha penetrado desde el sector de los muebles y también de los complementos del baño, lo que progresivamente ha ido tomando fuerza para los revestimientos. Ahora parece que en cerámica tiene de nuevo unos usos de mayor clasicismo.

Uno de los acabados que más importancia tiene actualmente es el del terrazo, puesto que los interioristas y arquitectos lo tienen valorado como un material con un carácter natural que se encarga de replicar el efecto sal y pimienta, que cada vez se ve con más frecuencia.

El futuro de la cerámica vuelve así al aspecto del terrazo, siendo este un material que tiene su origen en los palacios de la Venecia del siglo XV y que revive la estética de los años 60 y 70 en nuestro país. Hablamos de un fenómeno que lo que hace es reproducir aquellos estilos y una forma en la que ellos entendían que las baldosas de piedra entendían el interiorismo.

Las superficies táctiles

En esta tendencia descubrimos las superficies y se puede constatar como en la cerámica que colabora a a dar el volumen y cuerpo a numerosos efectos de tipo tridimensional, todo ello gracias a los numerosos avances que se han producido en el sector.

En la actualidad, la atención se centra en la percepción del usuario. Lo táctil es protagonista, en lo visual, en lo físico y también en los recubrimientos.

El caso es que todas las tendencias terminan teniendo sus propias contratendencias. En los últimos años, tanto los arquitectos como los responsables del interiorismo han pasado a aparcar el estilo del minimalismo o la cerámica más neutra, para ir profundizando en otras alternativas que nos da la cerámica más artesana y que ayudan a dar gran personalidad a los espacios.

Todo esto está haciendo que retornemos a las categorías de producto en donde la cerámica pasa a adquirir una dimensión más decorativa, con gran protagonismo del color y en onde los modelos artesanos se lucen. Así el barro cocido, nuevos motivos en la artesanía o la clásica cerámica, pasan a ser referencias que se recuperan.

Hablamos de una tendencia donde el formato reducido es el protagonista y que no solo se queda en la cerámica, también llega a invadir las superficies de forma general.

Parece que vuelve la dimensión folclórica en el mundo cerámico y como hemos dicho, el clasicismo parece imponerse, pero también algo tan positivo como las referencias en cuanto a otras culturas y demás países.

Por último, queremos dejar claro que las gráficas latinas o africanas, se toman como punto de partida a la hora de crear diseños nuevos con un componente decorativo claro. Parece que la tradición ha querido volver otra vez para quedarse ¿no?

Deja un comentario