Problemas de salud y enfermedades por plagas

Problemas de salud y enfermedades por plagas

Cuando sufres en tu casa las malditas plagas, tienes que tener en cuenta que no solo va a ser un fastidio porque tengas que abandonar tu casa o porque las plagas provoquen desperfectos. Ten en cuenta que las plagas ya sean de cucarachas, ratas o termitas también pueden provocar problemas de salud, enfermedades y trastornos.

Ratas

Empezaremos por uno de los principales foco de infecciones. Las ratas son expertas en la zoonosis, es decir, enfermedades infecciosas transferibles entre especies. Dada la convivencia cercana entre humanos y representantes del género Rattus en su historia reciente, el contagio alcanza proporciones estadísticamente relevantes. La salmonela, la leptospirosis, la enfermedad de Weil o el hantavirus son solo varias de las enfermedades que pueden transmitir.

Cucarachas

Las cucarachas, además de que son insectos desagradables y molestos, pueden provocar malos olores, contaminan y ensuciar a través de sus excrementos y desechos, las superficies, objetos y alimentos que encuentran a su paso. Las cucarachas son portadoras de bacterias, virus y hongos, asi como microorganismos que pueden provocar graves enfermedades como salmonelosis, hepatitis, diversas fiebres, incluso asma y alergias. Un estudio nacional en los Estados Unidos en factores que predisponen al asma en estudios infantiles en el interior de las ciudades demostraba que los alergógenos provenientes de cucarachas parecen empeorar los síntomas de asma más que otros factores conocidos.

Pulgas

Su picadura es sumamente molesta pero lo peor de todo es que puede transmitir diversas enfermedades como la peste bubónica que mato a 25 millones de seres humanos en Europa en el siglo XIV; también la Rickettsia, la encefalitis, y diversas afecciones de la piel entre otras. En la mayor parte de los casos las pulgas son sólo una molestia para los que la tienen en su casa, pero algunas personas y animales sufren una reacción alérgica a la saliva de la pulga. Las pulgas pueden transmitir enfermedades como el tifus y la devastadora peste bubónica, transmitida entre roedores y humanos por la pulga de la rata de alcantarilla (Nosopsyllus fasciatus) y la pulga de la rata negra.

Garrapatas

Son las encargadas de chupar la sangre a nuestras mascotas. Pero también les transmiten diversas enfermedades que pueden no solo acabar con su vida sino también con la nuestra, al transmitir enfermedades tales como la Rickettsia, la parálisis de la garrapata, la tularemia, asi como diversas enfermedades de la piel. Estas y otras enfermedades pueden causar daño al corazón, al sistema nervioso, al riñón, a las glándulas suprarrenales y al hígado, y pueden provocar la muerte. Las garrapatas pueden ser bastante grandes, aproximadamente del tamaño del borrador de un lápiz, o tan pequeñas que es casi imposible verlas. Hay cerca de 850 tipos diferentes de garrapatas. La mayoría de las picaduras de garrapatas son inofensivas, pero algunas pueden causar problemas de salud que van de leves a serios.

Arañas

Para algunas personas es oír la palabra araña, y salir corriendo. Todas las arañas tienen un par de quijadas venenosas y viven de los insectos que emponzoñan con sus mordeduras. Pero pueden morder al ser humano y ocasionalmente, dichas mordeduras se infectan causando serios daños, aunque ciertamente pocas tienen el poder para matar a una persona. Mucho cuidado con la viuda negra, donde al principio la picadura puede pasar desapercibida, pero en unas horas provoca un dolor intenso, espasmos musculares, escalofríos, fiebre y dificultad para respirar.

Mosquitos

Además de los piquetes inflingidos por las hembras de los mosquitos, estos son portadores de enfermedades como la malaria, fiebre amarilla, dengue, y ciertas formas de filariosis. Y dentro de lo malo, piensa que las termitas, aunque son muy molestas, esas sí que no trasmiten ninguna enfermedad.

Escorpiones

La picadura de un escorpión puede provocar un intenso ardor, seguido de entumecimiento en la zona. En muy pocas ocasiones llega a generar shock. Menos de 1% de sus picaduras son mortales, y las que son normalmente se debe a víctimas muy pequeñas o ancianas.

Cuando compruebes el más mínimo detalle de una posible plaga, lo mejor es tomar precauciones, y la mejor forma es ponerte en manos de profesionales. Una buena empresa de control de plagas, como puede ser Control Plag, va a evitar todos estas situaciones, ya que se caracteriza por una rigurosa seriedad, eficacia y puntualidad en sus trabajos. Son expertos en fumigación de cucarachas, tratamientos de la madera, desinfección, desratización, etc.

Deja un comentario